Acerca de la poesía a niños y niñas

Por Pedro Villar Sánchez

  • Voy a hablaros de la poesía en la escuela, sobre todo daré unas pautas para perderle el miedo, para acercarnos a ella de manera lúdica. No daré recetas ni fórmulas mágicas porque cada cual ha de encontrar su camino para acercar la poesía dependiendo de los niños y niñas que tenga delante.
  • La poesía no es un adorno en días señalados. Hemos de tomar conciencia que tiene un gran valor en sí misma.

Lectura de Frederick

  • Frederick de Leo Lionni, publicado por Lumen y Kalandraka, es un cuento muy interesante para comprender la importancia de la poesía y de los poetas. Muestra cómo las palabras nos transmiten sensaciones sin la necesidad de que esté presente aquello que nombran. Reivindica la figura del poeta de la mano de Federico que recoge palabras mientras sus hermanos recogen trigo. Las palabras son mágicas.
  • La poesía habla de nuestras emociones y sentimientos.
  • Leer o escribir poesía es descubrir una mirada sensible de la realidad.
  • Lectura de reflexiones sobre la poesía y la lectura de distintos autores:
  • No demos a los niños cuentos o historias complicadas, ofrezcámosles rimas, versos, canciones con las que puedan aprender a amar y poseer las palabras. Gabriela Mistral
  • “La poesía para niños es una voz poética que se levanta de la escritura y que pasa por el oído, y es la sensorialidad, básicamente. Tendríamos que tener una buena memoria poética para que el niño escuche la voz y la escritura sea una voz audible”. Ana Pelegrín
  • La poesía puede ser una actitud de vida, una forma de mirar el mundo, de conocerlo y apropiarse de él. Laura Devetach
  • Sólo el poeta tiene reloj de luna. Ramón Gómez de la Serna
  • Mediante el lenguaje poético es posible instalar el sueño en el corazón de la realidad, pero también mantener la realidad en el corazón del sueño.

Georges Jean.

  • Sólo en muy contadas ocasiones –momentos raros como el del enamoramiento- la poesía nos ayuda a alcanzar la comunión con los demás; pensar lo contrario es bello idealismo. La marca más frecuente de nuestra condición es la soledad. ¿Cómo poblaremos esa soledad, entonces? La poesía puede ayudarnos a hablar más plena y claramente con nosotros mismos y a oír, como de pasada, esa conversación. Leemos para encontrarnos, y en ese proceso a veces descubrimos que somos más profundos y más extraños de lo que creíamos.

 Harold Bloom en “Cómo leer y por qué”. Anagrama, 2000

La poesía es indispensable en el desarrollo intelectual y afectivo, y también un medio de combatir el aburrimiento escolar, capaz de crear entre el maestro y alumno una relación estimulante. El juego confiere poeticidad a las palabras a través de sonoridades, ritmos y significados.

Gabriel Janer Manila en Pedagogía de la imaginación poética

  • Ahora nos presentamos brevemente, nombre, centro de trabajo y experiencia con la poesía en el aula y porqué pensáis que la poesía es importante.

¿Por qué la poesía es importante?

  • La poesía, las canciones están junto a los niños ya desde el momento de su nacimiento. Dormimos a los niños con nanas, conocen su cuerpo con retahílas y canciones para tocar y explorar, les acercamos las rimas y los cantos en los momentos importantes del día, al levantarse, en la comida, a la hora del baño o al irse a dormir.  Nanas, retahílas, trabalenguas, adivinanzas y canciones envuelven a los niños en sus primeros años.
  • La poesía en las primeras edades, es el encuentro con los otros, sentir que no estamos solos.
  • La escuela tiene pendiente entre otras dos grandes revoluciones: la educación de la sensibilidad y de las emociones , y la educación de la mirada.
  • Nuestros alumnos no saben lo que les pasa, no saben porque actúan de una manera u otra, no saben mirar hacia adentro, no saben controlar las emociones. La poesía y los álbumes ilustrados nos ayudan en este camino.

Presentación de la maleta poética sin abrirla.

  • Pero ¿qué leemos?, ¿cuál será nuestro material sensible? Tres grandes bloques:
  • La tradición oral que recogen muchos libros con fórmulas rítmicas, trabalenguas, adivinanzas, canciones populares; retahílas, etc. Ana Pelegrín, ha estudiado y recopilado la tradición oral, tiene libros maravillosos, selecciones y recopilaciones. La tradición oral es la base de la poesía infantil.
  • Nuestros clásicos que han escrito para niños: Lorca, Alberti, Juan Ramón Jiménez,etc.
  • Y de poetas contemporáneos.
  • Tenemos claro que la poesía es importante, ¿pero cómo nos acercamos a ella? ¿Qué hago yo con estos libros?

La clave nos la da Ana Pelegrín:

La poesía para niños consiste en revelarles la emoción que esconden las palabras, el ritmo, la melodía. Cuando digo emoción, lo digo en su sentido etimológico: el movimiento interior, que puede ser de alegría, de asombro, de juego, de misterio. La poesía para niños es una voz poética que se levanta de la escritura y que pasa por el oído, y es la sensorialidad, básicamente. Tendríamos que tener una buena memoria poética para que el niño escuche la voz y la escritura sea una voz audible.

Dice Gabriel  Janer Manila en su libro Pedagogía de la imaginación poética:

El lenguaje juega un papel fundamental en el desarrollo de la imaginación, base de cualquier actividad creadora. Las bases del proceso son: Lengua oral, la voz que cuenta es una voz creadora que despierta la imaginación. La palabra escrita: leer es dar vida a las  palabras, lectura y escritura reclaman la acción de la imaginación. Y el lenguaje de la poesía: fuente de estímulos que  posibilita la relación mágica con el entorno.

  • La poesía para niños debería ser juego, canción, ritmo, movimiento corporal y memoria. Una de las formas más hermosas de acercarnos al lenguaje y de comunicar las emociones, los deseos o los sueños.
  • Qué os recomendaría para llevar la poesía a la escuela: Primero reconocernos en la poesía, asomarnos en el espejo de la infancia y buscar nuestra primera memoria poética, rastrearla como una huella, reconstruirla con la paciencia de un arqueólogo, unir sus trozos delicadamente, sentir esa herencia como lo más genuinamente nuestro, que somos historia, leyenda y tradición, y hemos de rescatarla siempre.
  • Ese es el camino, el camino de la memoria. ¿ qué me contaban, qué me cantaban?
  • Nuestro siguiente paso puede ser la creación de un cuaderno poético con todo el material que recordemos o nos recuerden nuestros familiares.
  • ¿Nos atrevemos a recitar? (Repartir los libros y cada uno recita un poema)
  • Para acercar la poesía a los niños es necesario que nos guste primero a nosotros, los niños captan de inmediato nuestro grado de implicación emocional y nuestra sensibilidad.
  • La poesía no se enseña, se intuye, se transmite de oído a oído, de sentimiento a sentimiento. A lo sumo podemos contagiar a nuestros alumnos de la magia de las palabras, de su espíritu, de su halo.
  • Podemos ofrecerles ritmos, sonoridad, el placer de la rima.

De mi libro EL BOSQUE DE MI ABECEDARIO, un homenaje a la tradición oral,  A pisar los charcos: Lo memorizamos:

A pisar los charcos

a tocar el cielo,

a mirar las nubes

dentro de un espejo.

Vamos muy deprisa

hay agua en la calle,

a pisar los charcos

que  no falte nadie.

Bailan las estrellas

en el firmamento,

reflejo en el agua,

corazón abierto.

Atención. Dos estructuras fundamentales de la tradición oral para acercarnos a la poesía: verso y eco (ya la hemos visto) y  Verso y estribillo: Y qué más /toma toma dale dale / chiviribí- chiviribó / raca raca ro.

  • Hemos de perder el miedo al ritmo, a la música, al juego, perder el miedo a hacer el ridículo y reivindicar en la familia y la escuela la poesía en estos tiempos tan alejados del verso y de la sensibilidad.
  • Dice Gabriela Mistral: No demos a los niños cuentos o historias complicadas, ofrezcámosles rimas, versos, canciones con las que puedan aprender a amar y poseer las palabras. Qué importante es eso.

A partir del  poema Abril de Juan Ramón Jiménez vamos a recitarlo e interpretarlo.

1.-Yo recito, El chamariz en el chopo, vosotros chopo, chopo, chopo (sería verso y eco)

2.- Yo recito, vosotros ¿ Y qué más?  (verso y estribillo)

Recitamos todos. Escenificado con gestos, chamariz (pájaro), etc.

El chamariz en el chopo

—¿Y qué más?
el chopo en el cielo azul,

—¿Y qué más?

el cielo azul en el agua,

—¿Y qué más?

el agua en la hojita nueva

—¿Y qué más?

la hojita nueva en la rosa

—¿Y qué más?

la rosa en mi corazón

—¿Y qué más?

mi corazón en el tuyo.

Recordad siempre que  poesía tiene las tres erres: rima, ritmo y rumor (las imágenes poéticas)

Dice Luis García Montero: Enseñarles a utilizar la imaginación, a mirar el mundo con los ojos de la fantasía, a ver más allá de lo que se mira; a desarrollar la sensibilidad, el arte de sugerir, de asociar; a jugar con las palabras de forma poética para revestir el mundo de misterio, de magia y de belleza. Luis García Montero, considera que lo más importante para cualquier artista es aprender a mirar. Hay quien va con los ojos abiertos pero no ha aprendido a mirar; no sabe interiorizar lo que ve; no sabe vestirlo con los ojos de la fantasía. No sabe mirar con los ojos del pensamiento. La poesía- dice – siempre nace de una mirada, porque los versos, las metáforas, los adjetivos preciosos, las palabras mágicas, los juegos y los cambios de sentido son una forma especial de ver el mundo.

  • Actividad: POR PAREJAS PREPARAMOS UN POEMA
  • Hemos de acercarnos siempre a la poesía a partir de actividades creativas, nunca actividades de lectura comprensiva o de gramática.
  • Dice Rafaela Lillo Moreno que poesía es algo más trascendente, algo que se apoya en el ritmo, en la musicalidad, en la fuerza evocadora y en el misterio de las palabras. La poesía es el resultado de una forma particular de ver el mundo, de sentir la vida, de comunicar, de expresar.

ALGUNAS Estrategias y recursos posibles,  porque cada cual ha de pensar y reflexionar en sus estrategias, dependiendo de sus alumnos, de la maleta poética que traen de casa y del entorno donde se encuentren. A modo de ejemplos:

•  Salir al patio con nuestros alumnos, entregadles  nuestra memoria poética, recuperar juegos y canciones tradicionales, jugar al corro, a la comba, echar a suertes, etc.
•  Recoger por escrito los juegos y canciones infantiles de la tradición oral de cada familia. Se puede realizar a través de un cuaderno viajero que va de casa en casa y donde los padres, abuelos, etc. escriben letras de canciones y juegos tradicionales, retahílas, trabalenguas, refranes, etc.
•  Una buena biblioteca de aula y de centro con un espacio  dedicado a libros de poesía y cancioneros. Los libros tienen que pasar de mano en mano, se tienen que mover, llevarlos a casa.
  • Un poema cada día. No sólo en ocasiones puntuales. La contraseña poética: se escribe un poema breve en la pizarra para copiarlo y memorizarlo, al día siguiente han de repetirlo antes de entrar a la clase.
•  Escucho cantar y recitar a mi maestra/o. Marcamos los acentos, los exageramos, jugamos con el eco, damos distintas clases de entonaciones: cómo recitaría un locutor de radio, un pregonero, un niño de la lotería, un vendedor de mercadillo, etc. Poner ritmo de palmadas o pìes  a un poema, cantarlo.
  • Seleccionar libros de poesía y acercarse a ellos con una cierta continuidad. Llevar ocasionalmente al aula a algún poeta.

•  El cuaderno poético donde recogen los niños los versos que les gustan o escriben.

  • Frederick de Leo Lionni. Es un cuento poético muy interesante que utilizo con los más pequeños cuando voy a los colegios, hasta 3º-4º de primaria. Los introduce en el mundo mágico de las palabras, a través del ratón Federico y sus hermanos ratones.
  • Imitar recursos y estructuras poéticas (las veremos más adelante), localizarlas en poemas y canciones, etc.

Etapas de la evolución poética

  • Es importante conocer las etapas poéticas por las que pasan los niños. Nos ayudarán a conocer que lagunas arrastran y a establecer un proyecto de centro asumido por todos, donde acordaremos el itinerario poético de nuestros niños y niñas.

De 0 a 3 años. Ámbito de la  familia

Canciones y versos de la tradición oral con las que me juegan, poesía rítmica corporal. El niño, la niña es el espacio a jugar, construimos con ellos su espacio corporal:

  • Misonita la gatita, qué le diste, sopitas con leche, y en dónde le tocaste, en las teturritas. (manos/tacto)
  • Cinco lobitos tuvo la loba, / blancos y negros, detrás de una escoba./ Cinco que tuvo, cinco crió, / y a todos los cinco tetita les dio. (mano /vista)
  • Este compró un huevo, / este encendió el fuego, / este trajo la sal, /éste lo guisó / y el pícaro gordo se lo comió. (para mover las manos)
  • Tita, tita, / pon un coco,/ que mañana/ pondrás otro.

De 3 a 7 años (Educación infantil , 1ºy 2º de primaria). Es el ámbito de los primeros años de la escuela.

Poesía que socializa, cantos y juegos de la tradición oral o de poetas que la recrean,  en corro, siempre en círculo. Ya lo dijo Homero: todo corro es danza y canciones. Después reconocer el espacio y reconocernos en él. Una de nuestras fuentes ha de ser el cancionero infantil, pero no el de la casa con el que me juegan, sino el espacio donde juego o jugamos. Las maestras de educación infantil saben mucho, mucho de todo esto. Las primeras poesías deben ser enumerativas, nombrar: nombres, acciones y números.

  • (Cantado) Al corro de la patata/ comeremos ensalada/lo que comen los señores/naranjitas y limones/ alupé alupé /sentadita me quedé.
  • El patio de mi casa/ es muy particular:/ cuando llueve se moja/igual que los demás./Agachaté,/ y vuélvete a agachar,/ que las agachaditas/ saben bailar./ H I J K/ L LL M A, / que si tú no me quieres, otro amante me querrá. / H I J K/ L LL M O/ que si tú no me quieres,/ otro amante tendré yo.
  • Don Melitón tenía tres gatos/ y los hacía bailar en un plato / y por las noches les daba turrón/ que vivan los gatos de don Melitón. (esta canción me la canta mi hijo cuando tenía tres años)

Es una etapa donde se da un clima de encantamiento. Poemas muy medidos, de arte menor, rimados, tienen como finalidad la memoria y por tanto han de repetirse una y otra vez. Lo que importa es la musicalidad a través de la enumeración,  la anáfora y otras estructuras.

Para estar con niños/as  hay que tener mucha memoria, primero la mía, a qué me jugaban, a qué jugaba yo. Como maestro/a debemos anotar nuestros juegos y canciones de la infancia para entregarlas a los niños y recoger las que ellos traen. PUNTO DE PARTIDA IMPORTANTÍSIMO.

A continuación la ecolalia, jugamos a las rimas. ¿ Que es la rima ? Un regalo. Un disfrute para el oído. Los niños se divierten mucho con ellas, sonríen con ella.

Cuando somos pequeños, somos como la ninfa Eco, no tenemos palabras y solamente repetimos el final de las palabras que nos dan. Caramelo ….. elo, melocotón …tón, etc.

Cuenta la mitología que la ninfa Eco había disgustado a Hera.  Maldita seas te dejaré sin voz, le dijo, Eco te llamarás y no tendrás palabras, siempre dependerás de las palabras de los demás, solo hablarás cuando los demás hablen. Eco tras sufrir esta humillación se escondió en los bosques, en las cuevas y los barrancos.

Jugar a rimas es básico en la metodología de la educación  infantil. En esta etapa la rima será  consonante, o sea perfecta: sonidos idénticos a partir de la última vocal acentuada, donde recaiga la sílaba tónica. Castillo-cepillo, illo-illo. Puente-corriente, ente-ente. La rima es el eco de la palabra. Lo que le queda a un niño pequeño cuando la repite. Manzana ……. Ellos dicen -ana.

Una forma de hacer rimas es leyendo libros de pareados como Julieta estate quieta  de Rosemary Wells. Libro editado en Altea, creo que no se ha vuelto a editar, pero en las bibliotecas lo podéis encontrar.

En esta etapa los niños deben decir las palabras, enumerar, al menos 3 veces para dominarlas: (libros de Antonio Rubio en Kalandraka)

  • Mirad aquella nube (dice el maestro/a)
  • Nube, nube, nube (responden los niños)
  • Cómo sube (sube, sube, sube)

Después que han dominado la palabra, juegan a la rima

  • A lo lejos hay un camino (dice el maestro/a)
  • ino, ino, ino (responden los niños)
  • Me encuentro con un puente (dice el maestro/a)
  • Ente, ente, ente (responden los niños)

¿ Qué estructuras poéticas vamos a trabajar?

Las mismas que encontramos en el cancionero infantil, en la tradición oral y en los poemas de autores que la recrean.

  • Ecolalia: cuando repetimos sonidos, sílabas o palabras al final de cada verso: (cantar) Debajo un botón (ton-ton) / que encontró Martín (tin-tin) / había un ratón (ton-ton) / ay que chiquitín (tin-tin).
  • Verso y estribillo: Me gusta Carolina / y olé / con el pelo cortado / y olé / parece una paloma / y olé / de esas que van volando/ y olé.
  • Pareados: la estrofa más sencilla, dos versos con igual número de sílabas y que riman entre sí. En esta etapa la rima ha de ser consonante (total). Con imágenes se les llama aleluyas, las que cantaban los ciegos en las plazas o se difundían en los pliegos de cordel en el siglo XIX y XX. Os he seleccionado algunas, las que siguen llevan por título juegos de infancia:

Niños, ved aquí pintados

Vuestros juegos apreciados.

El pinto pinto en verdad

Es juego de tierna edad.

A la comba como ves

Juegan por lo menos tres.

Alza la cometa el vuelo

Llegando a tocar el cielo.

Los que al escondite juegan

Al más diestro se la pegan (etc. etc. hasta 48 estampas)

A los 3 años a un niño se le conoce por su nombre, a los 4 por su pareado. Con los niños hay que jugar mucho a rimas. Para construir los primeros pareados tenemos que ofrecer al niño un apoyo en las imágenes. Podemos ofrecer los dibujos y los niños elaboran el pareado (1º primaria), el siguiente paso sería componer el pareado  oralmente y dibujarlo. Los pareados con imágenes son hijos de las aleluyas medievales.

  • Enumeración: Contar números, A la 1 canta mi niño en la cuna, a las 2 se pone al sol, a las 3 se pone al revés, etc. Enumerar letras: A la a, a la a / a María le gusta cantar, a la B, a la B a Tomás le gusta aprender, etc. Partes del esquema corporal, etc.
  • Encadenados sencillos:

………….

Don Pepito, el verdulero

se cayó en un sombrero,

el sombrero era de paja,

se cayó en una caja,

la caja era de cartón,

se cayó en un cajón,

el cajón era de pino,

se cayó en un pepino,

el pepino maduró

y Don Pepito se salvó.

  • Preguntas y respuestas: o como en esta ocasión tuya-mía. Para la participación de todos.

-A tapar la calle,
-que no pase nadie.
-Que pase mi abuelo
-comiendo buñuelos.
-Que pase mi abuela
-comiendo ciruelas.
-Que pase mi tía
-comiendo sandía.
-Que pase mi hermana
-comiendo manzana.

Adiciones y sustracciones: Vamos añadiendo o quitando elementos. Sumar y restar. Ganar y perder. Recuerdo y olvido.

Yo tenía diez perritos,
uno se perdió en la nieve.
no me quedan más que nueve.
De los nueve que quedaban

uno se comió un bizcocho.
No me quedan más que ocho…

(así hasta que no queda ninguno)

 

(Camino de ida y vuelta)

En un árbol hay una rama,

en la rama hay un nido,

en el nido hay un pájaro,

en el pájaro hay un pico

y en el pico una canción.

 

Llegó el viento

y se llevó la canción

y se llevó el pico

y se llevó el pájaro

y tiró el nido

y rompió las ramas

de aquel árbol caído.

 

  • Diálogos:

– Mamá, yo quiero ser de plata.

– Hijo, tendrás mucho frío.

– Mamá, yo quiero ser de agua.

– Hijo, tendrás mucho frío.

– Mamá, bórdame en tu almohada.

– Eso sí, ahora mismo.

Federico García Lorca

  • Tercerillas: Estrofa de tres versos, de arte menor (8 o menos) y rima consonante (total) a-b-a ó a-a-b.
  • Cuartetas: Estrofa de cuatro versos generalmente octosílabos (8 sílabas), de rima consonante y esquema a- b- a- b.

Recursos poéticos:

  • Onomatopeyas: primer lenguaje de los sonidos de lo que nos rodea, el trueno, una campana tan-tan-tan. En un principio que sean monosilábicas: miau, guau, que respondan al lenguaje de los animales y de la naturaleza. Ejemplo: En la granja de Pepito, ia ia o, con el perro guau

A los 3 o 4 años es importante que cuando pongamos nombres a los muñecos, les pongamos nombres onomatopéyicos: pin-pon.

  • Comparaciones: son fundamentales para la creación posterior de imágenes poéticas. Redonda como una pelota, blanca como la luna,
  • Anáfora: Es un recurso importante de la poesía. En griego significa bastón. Es una palabra que repetimos continuamente al principio del verso para apoyarnos:

Cu-cú, cantaba la rana,
cu-cú, debajo del agua,
cu-cú, pasó un caballero,
cu-cú, con capa y sombrero,
cu-cú, pasó una señora,
cu-cú, con traje de cola,
cu-cú, pasó una criada,
cu-cú, llevando ensalada,
cu-cú, pasó un marinero,
cu-cú, vendiendo romero,
cu-cú, le pidió un ramito,
cu-cú, no le quiso dar,
cu-cú, se metió en el agua,
cu-cú, se echó a revolcar.

Qué libros ó poemas para niños de Educación infantil, 1º y 2º tengo que tener en la biblioteca. Además de los libros que recogen la tradición oral, cancioneros infantiles y antologías:

  • Libros de enumeraciones como El oso, el poni y el manzano.
  • Poemas o Libros de pareados como Julieta estate quieta, aleluyas populares.
  • Libros con anáforas como algún cuento popular rimado. Veréis que también podremos trabajar el ritmo. Repetid vosotros cada frase (opcional con palmadas en los muslos). Vamos a ver como vais de entonación y memoria.

Estaba la rana cantando debajo del agua.  Cuando la rana se puso a cantar, vino la mosca y la hizo callar.  Callaba la mosca a la rana que estaba cantando debajo del agua.  Cuando la mosca se puso a cantar, vino la araña y la hizo callar. Callaba la araña a la mosca, la mosca a la rana que estaba cantando debajo del agua.  Cuando la araña se puso a cantar, vino el ratón y la hizo callar.

Callaba el ratón a la araña, la araña a la mosca, la mosca a la rana que estaba cantando debajo del agua.  Cuando el ratón se puso a cantar, vino el gato y lo hizo callar. Callaba el gato al ratón, el ratón a la araña, la araña a la mosca, la mosca a la rana que estaba cantando debajo del agua.  Cuando el gato se puso a cantar, vino el perro y lo hizo callar. Callaba el perro al gato, el gato al ratón, el ratón a la araña, la araña a la mosca, la mosca a la rana que estaba cantando debajo del agua …..

  • Libros de preguntas y respuestas como De quién es este rabo (mostrar)
  • Libros o poemas de encadenamiento:
  • Libros o poemas de adición y sustracción. Nocturno de Alberti.

Toma y toma la llave de Roma,
porque en Roma hay una calle,
en la calle hay una casa,
en la casa hay una alcoba,
en la alcoba hay una cama,
en la cama hay una dama,
una dama enamorada,
que toma la llave,
que deja la cama,
que deja la alcoba,
que deja la casa,
que sale a la calle,
que toma una espada,
que corre en la noche,
matando al que pasa,
que vuelve a su calle,
que vuelve a su casa,
que sube a su alcoba,
que se entra en su cama,
que esconde la llave,
que esconde la espada,
quedándose Roma
sin gente que pasa,
sin muerte y sin noche,
sin llave y sin dama.

De 7 a 12 años ( a partir de 3º de primaria hasta 6º). Cuando las palabras juegan con ellas mismas. El lenguaje es espacio y lugar del juego: trabalenguas, adivinanzas, etc. Es la etapa poética por excelencia. Los niños tienen ya cierto dominio de la lecto-escritura, podemos realizar actividades con:

  • Trabalenguas
  • Adivinanzas
  • Juegos con esdrújulas
  • Disparates
  • Preguntas con doble sentido
  • Echar a suertes.
  • Algún romance, etc.

Los poemas y juegos de lenguaje los encontramos en la tradición oral, cancioneros y romanceros, podemos también incluir a los poetas clásicos que han escrito para niños: Juan Ramón Jiménez, Lorca, Alberti, y a los poetas contemporáneos. La rima puede ser ya asonante, osea parcial. Identidad parcial de vocales entre dos palabras a partir de la última vocal acentuada: campo-árbol; ao-ao.

  • 3º y 4º de primaria

Los niños en estas edades son pájaros, son poéticos. Un niño a esta edad tiene el pensamiento en la boca, es capaz de jugar con las palabras, recrearlas, darles la vuelta como un calcetín. Es una etapa creativa 100 x 100.  Hay que hablar mucho y conversar, salir a la realidad, trabajar en equipo, contar las cosas, decir cómo son, es la etapa del adjetivo. Los libros que escogemos serán más por sus adjetivos que por sus nombres. El maestro, la maestra en esta etapa además de buena contadora, ha de ser buena lectora, quien lee en voz alta a sus alumnos y recita de memoria si puede ser.

A todos los ejercicios poéticos orales les podemos aplicar las estructuras  que hemos estado viendo en la etapa anterior:

  • Enumeraciones
  • Pareados
  • Anáforas
  • Preguntas y respuestas,
  • Encadenamientos
  • Adiciones y sustracciones, etc.

¿Qué estructuras poéticas trabajaremos?

Las de educación infantil y el primer ciclo de primaria más: Tercerillas, cuartetas, romances y villancicos

  • Tercerillas: Estrofa de tres versos, de arte menor (8 o menos) y rima consonante (total) a-b-a ó a-a-b. Si la rima es asonante se llama soleá. El terceto sería lo mismo que la tercerilla pero con versos de arte mayor.

Cuando yo me muera

entre los naranjos

y la hierbabuena.

  • Cuartetas: Estrofa de cuatro versos generalmente octosílabos (8 sílabas), de rima consonante y esquema a- b- a- b. El cuarteto sería con endecasílabos. La redondilla es igual pero con esquema a- b- b- a. La copla,  rima asonante en los versos pares.

Este amoroso tormento -a
que en mi corazón se ve, -b
sé lo que siento, y no sé -b
la causa porque lo siento. -a

La rana canta en el charco, –

el ruiseñor en la selva, -a

la codorniz en el trigo –

y la perdiz en la sierra. -a

Si me voy, te quiero más,
Si me quedo, igual te quiero.
Tu corazón es mi casa
y mi corazón tu huerto.
Yo tengo cuatro palomas,
cuatro palomitas tengo.
Mi corazón es tu casa
¡y tu corazón mi huerto! (Lorca)

  • Romances: Estrofa compuesta por una serie indefinida de versos octosílabos con rima asonante en los pares. Verso narrativo por excelencia (opcional el mío)
  • Villancicos: Estrofa compuesta por una cancioncilla de dos, tres o cuatro versos, de número variable de sílabas y con rima asonante. Esta canción puede continuarse con una glosa, una o más estrofas de estructura o forma variable. Al final de cada una de estas estrofas puede repetirse, total o parcialmente, la canción inicial.

¿Qué recursos poéticos trabajaremos?

Comparaciones: Los versos son como golondrinas

Metáforas: Si suprimimos como. Ya no comparamos sino que identificamos dos palabras. Los versos son golondrinas.

Hipérbaton: Consiste en alterar el orden lógico de las palabras en una oración:  Juegan alegremente los niños del barrio en la plaza esta mañana.  Alegremente, juegan en la plaza esta mañana los niños del barrio.

Aliteraciones: Repetir sonidos iguales o semejantes en diferentes palabras.  Combina sonidos iguales o parecidos, dentro de un verso o una estrofa.

Del fondo de una granada, hada;

que además era princesa, esa;

que desayuna manzana, Ana.

Antonio Rubio

Las adivinanzas pretenden encandilar el oído de los niños, por esta razón poseen un ritmo muy marcado, normalmente a través de la rima. Se construyen en pareados o cuartetas. Hasta 5º de primaria tenemos que hacer una labor de investigación en la calle y llevarlas al aula para elaborar un libro de adivinanzas, también las inventadas por ellos.

Es un sabio gordinflón,

si le preguntan no habla,

sabe todas las respuestas,

tiene todas las palabras.

 

Tengo hojas sin ser árbol,

te hablo sin tener voz,

si me abres no me quejo,

adivina quien soy yo.

 

Los trabalenguas:  Podemos dar estrategias para que los inventen.

  • Juegos con esdrújulas:

Bendito sea el gramófono

Que permite oír el cántico

A cien leguas del barítono

Que suele ser antipático.

                                               (de la tradición oral)

 

  • Disparates:

He visto un monte volar

una casa andar a gatas

y allá en el fondo del mar

un burro asando patatas

…………………………………

Ahora que vamos despacio

ahora que vamos despacio

vamos a contar mentiras, tralará,

vamos a contar mentiras, tralará,

vamos a contar mentiras.

Por el mar corren las liebres,

por el mar corren las liebres,

por el monte las sardinas, tralará,

por el monte las sardinas, tralará,

por el monte las sardinas.

 

  • Textos poéticos sugerentes:

Mi laberinto, de Pablo Guerrero

Cuando soy un pianista

acaricio las notas de tu corazón.

Cuando soy un pintor,

pinto tu alma de almendros.

Cuando soy un ladrón,

robo todas tus penas.

Cuando soy un piloto

te veo en cada nube.

Cuando soy un albañil,

te construyo un palacio.

Cuando soy un marinero

te regalo los vientos.

Y cuando soy yo mismo,

te regalo las llaves de mi laberinto.

 

  • Posible actividad de recreación poética.

Cuando soy un pianista

acaricio las notas de tu ________.

Cuando soy un pintor,

pinto tu alma de ________.

Cuando soy un ladrón,

robo todas tus _______.

Cuando soy un piloto

te veo en cada ______.

Cuando soy un albañil,

te construyo un ________.

Cuando soy un marinero

te regalo los ________.

Y cuando soy yo mismo,

te regalo las llaves de mi _______.

 

5º – 6 de primaria / Primero ESO

Todo lo anterior de 3º y 4º más:

Los romances: Ya lo vimos antes. Estrofa compuesta por una serie indefinida de versos octosílabos con rima asonante en los pares. Verso narrativo por excelencia (opcional el mío)

Palíndromos: Frases de ida y vuelta o que se leen lo mismo por la derecha que por la izquierda. Dábale arroz a la zorra el abad. Con palabras:  Polop

Refranes: Rastrear en el refranero aquellos que tienen rima.

Haz bien y no mires a quien. Año de nieves, año de bienes. El amigo imprudente con una piedra te mata el mosquito en la frente. En marzo, ni migas ni esparto.

Caligramas: disposición especial de las palabras del poema formando un dibujo. La escritura dibuja con las letras el espacio del poema

Greguerías: Gómez de la Serna, su inventor, las definía como Metáfora + humor = greguería.

Buen ejemplo de imágenes poéticas para los niños. Veamos algunas:

  • El perfume es el eco de las flores.
  • El libro es un pájaro con más de cien alas para volar.
  • Escribir es que le dejen a uno llorar y reír a solas.
  • Sólo el poeta tiene reloj de luna
  • El libro es el salvavidas de la soledad.
  • El lector como la mujer ama más a quien más lo ha engañado.
  • El poeta miraba tanto al cielo que le salió una nube en un ojo.
  • La Q es un gato que perdió la cabeza.
  • La i es el dedo meñique del alfabeto.
  • Al cerrar una puerta con violencia, pillamos los dedos al silencio.
  • Las estrellas telegrafían temblores.

Trabajar textos poéticos sugerentes:

  • Magda Lemonnier recorta palabras de los diarios, palabras de todos los tamaños, y las guarda en cajas. En caja roja guarda las palabras furiosas. En caja verde, las palabras amantes. En caja azul, las neutrales. En caja amarilla, las tristes. Y en caja transparente guarda las palabras que tienen magia.

A veces, ella abre las cajas y las pone boca abajo  sobre la mesa, para que las palabras se mezclen como quieran. Entonces, las palabras le cuentan lo que ocurre y le anuncian lo que ocurrirá. Ventana sobre la palabra (IV) del libro  Las palabras andantes de Eduardo Galeano. Siglo XXI de España Editores, 1993. Fijaros en las actividades que pueden surgirnos a partir del texto.

•  Actividades a partir del Libro de las preguntas de Pablo Neruda.

¿Por qué otra vez la primavera

ofrece sus vestidos verdes?

¿Quiénes gritaron de alegría

cuando nació el color azul?

¿ Cómo se reparten el sol

En el naranjo las naranjas?

¿Dónde está el niño que yo fui,

sigue adentro de mí o se fue?

¿ Qué pasa con las golondrinas

Que llegan tarde al colegio?

Por qué los árboles esconden

El esplendor de sus raíces?

Lo podéis encontrar en la editorial Mediavaca  con ilustraciones de Isidro Ferrer. Colección Libros para niños Nº13.

  • Recomendaciones y sugerencias
  • Hemos de tener muy abiertos los sentidos a lo que nos rodea.
  • Hemos de ser sensibles para captar la realidad y transformarla en imágenes, en sensaciones, en palabras. Todo un ejercicio de malabarismo, de magia.
  • Leer, leer y leer, para llenarnos de rimas, de ritmos, de estructuras (romances, cuartetas, etc.)
  • Anotad siempre las frases , las palabras que os lleguen intuitivamente, más tarde esa idea podemos ir puliéndola y hacerla crecer. Primero sentir, luego la escritura,
  • Son muy importantes las imágenes poéticas, podemos trabajarlas a través de la comparación y la metáfora.
  • Cuando escribáis algún texto (narración o poema) leedlo en voz alta, siempre os ayudará mucho a mejorarlo.
  • De lo sublime a lo cursi, a lo ñoño, hay una línea muy fina, no la traspaséis nunca.
  • Escribid versos de igual número de sílabas, si combináis versos cortos y largos se corre el peligro de romper el ritmo del poema.
  • Versos de no más de 8 sílabas por verso, rima en los pares. Tienen el ritmo más vivo y son más adecuados para jugar con el lenguaje. Más adelante, en cursos superiores os introduciréis en el verso poético por excelencia: su majestad el endecasílabo.

Actividades

  • Para ejercitar la memoria, la contraseña poética. Se escribe en la pizarra un poema breve para copiarlo y memorizarlo. Al día siguiente hay que recitarlo antes de entrar a la clase.
  • Las agendas viajeras: Escribimos en nuestra agenda poemas que nos gustan o que hemos escrito nosotros y nos las intercambiamos.
  • La comparación: La paz es como una nube, la luna es como un reloj de arena.
  • Enumeraciones: Una nube, un árbol, un pájaro, el viento que pasa, un nido vacío…
  • Metáfora: mostrar

Los versos son golondrinas /  del bosque de las palabras

los poemas son el viento / donde se mecen sus alas.

  • Greguería: Ramón Gómez de la Serna, su inventor la definía como metáfora + humor = greguería. Las estrellas telegrafían temblores. El libro es el salvavidas de la soledad. Sólo el poeta tiene reloj de luna.
  • Adivinazas, con el esquema de 4 versos, 8 sílabas por verso y rima en los pares.
  • Trabalenguas
  • Estructuras:

Yo jardín oscuro

Tú estrella fugaz

Ella paloma blanca.

…………..

Palmada en pan, luz, miel.

En pájaro, manos que imitan su vuelo.

  • Poemas con palabras que empiecen por la misma letra:
  • Poemas con esdrújulas: 

Bibliografía sobre animación lectora, creatividad, TRADICIÓN ORAL, etc

  • Janer Manila, Gabriel., Pedagogia de la imaginaciò poètica. Editado en catalán por la editorial Alta Fulla, , Barcelona 1986 y en castellano en Aliorna, Barcelona 1989. Pedagogía de la imaginación poética. Reflexiones lúcidas de la incidencia de los lenguajes poéticos en las estructuras que configuran la imaginación. Planteamientos y propuestas didácticas de trabajo a través del juego.
  • Pelegrín, Ana . Antologías: Poesía española para niños. Alfaguara 1997, Poesía española para jóvenes, Alfaguara 1997, Letras para armar poemas, Alfaguara 2000,
    Raíz de amor (Antología poética) Ed. Alfaguara.
  • Rodari, Gianni. Gramática de la fantasía, Ed.Argos Vergara. Todo un clásico, técnicas que desarrollan la fantasía y creatividad de los niños y les ayuda a la invención de cuentos e historias divertidas.

Algunas editoriales españolas que publican regularmente poesía para niños y  jóvenes:

  • Amigos de Papel
  • Kalandraka
  • Diálogo Infantil
  • Anaya, etc.

Algunos poetas que están publicando para niños y jóvenes:

Juan Carlos Martín Ramos, Raúl Vacas, Pedro Villar Sánchez, Ana María Romero Yebra, etc.

Libros que recogen la tradición oral (antologías, cancioneros, romanceros, etc.). Una breve muestra:

  • China china capuchina. De Carmen Bravo-Villasante. Editado por Miñón en 1981. Adivinazas, trabalenguas, nanas, juegos, retahílas, patrañas, canciones de corro y comba, etc.
  • Lo que cantan los niños. Canciones de cuna, de corro, coplillas, adivinanzas, juegos etc. De Fernando Llorca. Editado por Altalena en 1983. Facsímil de la edición de 1933.
  • Cada cual atienda su juego, de la tradición oral y literatura. De Ana Pelegrín. Ed. Cincel 1984. Recoge 205 juegos tradicionales con sus textos. Una joya.
  • Lo que sabía mi loro. Colección folclórica infantil reunida e ilustrada por José Moreno Villa. Reeditado por Compañía Literaria en 1997.
  • Romances de España. Austral Juvenil, Espasa Calpe, 1981.

Bibliografía de libros de poesía

Edad: De 0 a 5 años

Adivinanzas para chicas y chicos. Todolibro. 2003. Educación infantil

Bergna, Mónica. Juguemos en el bosque. Ekaré. 2003. Educación infantil

Besora, Ramón. ¿ Quién lo adivinará?. Edebé. 2004. Educación infantil

Calvo Cantero, Raquel. Pinto, pinto gorgorito. Sammer. 2002. Educación infantil

Carle, Eric. El grillo silencioso. Kókinos. 2002. Educación infantil

Cerrillo, Pedro C.  ¡ Adivina!. S.M.. 1997. Educación infantil

Corazza, Lynda. ¡ Mira qué paso!. Kalandraka. 1999. Educación infantil

Crozon, Alain. Adivinanzas de Navidad . S.M.. 1999. Educación infantil

Figuerola, Mercedes. Cuando da la una. Edelvives. 2002. Educación infantil

Figuerola, Mercedes. Cinco lobitos. Edelvives. 2002. Educación infantil

Figuerola, Mercedes. Don Melitón tenía tres gatos. Edelvives. 2002. Educación infantil

Janisch, Heinz. Los mejores días . Edelvives. 2002. Educación infantil

Janisch, Heinz. En casa. Edelvives. 2004. Educación infantil

Lear, Edward. El búho y la gatita. Juventud. 1997. Educación infantil

Mambrú se fue a la guerra. Ekaré. 1996. Educación infantil

Pelegrín, Ana. Deditos y cosquillitas. Espasa-Calpe. 1994. Educación infantil

Uribe, María de la Luz. Historia del uno. Planeta. 2005. Educación infantil

West, Colin. El castillo del rey Sisebuto. Anaya. 2001. Educación infantil

Yo tenía diez perritos. Ekaré. 2002. Educación infantil

Edad: Desde 6 años

Ada, Alma Flor. Coral y espuma. Espasa-Calpe. 2003. Educación primaria

Alekos Aroma de níspero. Serres. 2000. Educación primaria

Andrade, Eugenio de. Aquella nube y otras. Hiperión. 1996. Educación primaria

Bellorín, Brenda. ¡ Ay, amor!. Camelia. 2002. Educación primaria

Chericián, David. Trabalenguas. Serres. 2000. Educación primaria

Figuera Aymerich Canciones para todo el año. Hiperión. 2001. Educación primaria

Fuertes, Gloria. El zoo de Gloria. Susaeta. 2002. Educación primaria

García Teijeiro, Antonio. Versos de agua. Edelvives. 2002. Educación primaria

Giménez, Llorenç. Adivinanzas. Tàndem. 1999. Educación primaria

Granada, Carlos. Adivina quién soy. Imaginarium. 2001. Educación primaria

Luna, Marta. Poemas de Navidad. La Galera. 1998. Educación primaria

Meléndez, María. Canciones infantiles. Edelvives. 2002. Educación primaria

Moreno Villa, José. Lo que sabía mi loro. Compañía Literaria. 1997. Educación primaria

Murciano, Carlos. La niña calendulera. Don abecedadrio. Hiperión. 2003. Educación Primaria

Nazoa, Aquiles. Fábula de la Ratoncita Presumida. Ekaré. 1982. Educación primaria

Polo, Eduardo. Chamario. Ekaré. 2004. Educación primaria

Por caminos azules… Antología de poesía infantil. Anaya. 1999. Educación primaria

Ruano, Charo. Catalina lina luna. Amarú. 2004. Educación primaria

Rubio Herrero, Antonio. Bibichos. Hiperión. 1998. Educación primaria

Sánchez García, Gloria. Cuentos con letras. S.M.. 2003. Educación primaria

Villar Sánchez, Pedro. El bosque de mi abecedario. Diálogo. 2003. Educación primaria

Walsh, María Elena. El reino del revés. Alfaguara. 2001. Educación primaria

Xirinacs, Olga. El árbol de mi patio. Edebé. 1994. Educación primaria

Edad: Desde 9 años

Aramburu, Fernando. El librillo. Hiperión. 1995. Educación primaria

Canto y cuento: antología poética para niños. S.M.. 1997. Educación primaria

Carracedo, Asunción. Leyenda de un beso. Amigos de Papel.

Desclot, Miquel. ¡ Música, maestro!. La Galera. 2004. Educación primaria

Gómez Yebra, Antonio A.. Poemas para niños (Antología). CEDMA (Centro de Edi. Diputación de Málaga). 2003. E. primaria

Guillén, Nicolás. Por el mar de las Antillas anda un barco de papel. Lóguez. 1984. E. primaria

Igerabide, Juan Kruz. Poemas para las horas y los minutos. Edelvives. 2003. Educación primaria

Jiménez, Juan Ramón . Mi primer libro de poemas. Anaya. 1997. Educación primaria

Jiménez, Juan Ramón. Canta pájaro lejano. Espasa-Calpe. 1996. Educación primaria

Kästner, Erich. El teléfono encantado. S.M.. 1999. Educación primaria

Mistral, Gabriela. Ronda de astros. Espasa-Calpe. 1998. Educación primaria

Murciano, Carlos. La bufanda amarilla. Hiperión. 2004. Educación primaria

Pelegrín, Ana . Poesía española para niños. Alfaguara. 1997. Educación primaria

Romances de España. Espasa-Calpe. 2000. Educación primaria

Silverstein, Shel. Batacazos. Ediciones B. 1999. Educación primaria

Villamuza Manso, Noemí. Libro de nanas. Media Vaca. 2004. Educación primaria

Villar Sánchez, Pedro. Miguel Hernández en 48 estampas. Amigos de Papel.

Edad: Desde 12 años

Alberti, Rafael. Rafael Alberti para niños. Ediciones de la Torre. 2000. ESO

Alonso, Francisco. Ciudades. Espasa-Calpe. 1998. ESO

Felipe, León. León Felipe para niños. Ediciones de la Torre. 1984. ESO

Gómez de la Serna, Ramón. 100 greguerías. Media Vaca. 1999. ESO

Guillén, Nicolás. Isla de rojo coral. Lóguez. 1993. ESO

Lear, Edward. Fabuleario. Anaya. 1993. ESO

Pelegrín, Ana . Poesía española para jóvenes. Alfaguara. 1997. ESO

Plaza, José María. De todo corazón. 111 poemas de amor. S.M.. 1998. ESO

Rodari, Gianni. El libro de los errores. Espasa-Calpe. 2001. ESO

Seral y Casas, Tomás. Chilindrinas. Prensas Universitarias de Zaragoza. 2004. ESO

Deja un comentario